SmileBox ¿Qué es un masaje sexual y cuantos tipos existen?

¿Qué es un masaje sexual y cuantos tipos existen?




Hacer correctamente los preliminares es clave para elevar el placer en nuestras relaciones sexuales. 

Hay muchas maneras de innovar, pero los masajes sexuales suelen ser el “comodín” perfecto, ya que gustan a casi todo el mundo.

Ya sabemos lo que es un masaje, pero un masaje erótico es completamente diferente. Son aquellos que han sido pensados también para desconectar, para liberar la tensión, pero también son muy interesantes para aliviarnos en el plano sexual, para conocer el cuerpo de la pareja y saber lo que más le satisface.

Si quieres sorprender en la próxima cita con un masaje sexual, sigue leyendo.

Tipos de masaje sexual

·Masajes tántricos: Un masaje tántrico es un ritual que utiliza la energía procedente de los cuerpos, consiguiendo que se extienda a lo largo del sistema nervioso. La finalidad no es obtener el placer, ni llegar clímax, aunque tampoco es algo excluyente. Lo que se pretende es lograr una mayor conexión entre los dos miembros de la pareja, un mayor nivel de conocimiento.
Aunque parezca fácil, hacer un buen masaje tántrico lleva tiempo. Hay agencias especializadas en masajes tántricos Barcelona, Madrid, Alicante o cualquier otra ciudad en la que vivas. Allí te pueden enseñar las claves para que disfrutéis como nunca.

·Masaje Nuru: Este masaje recibe el singular nombre de Nuru en base al tipo de aceite que se utiliza para darlo. Es un aceite especial que aumenta la capacidad de deslizarse, la elasticidad entre los cuerpos, por lo que lo podemos dar de la forma en la que se nos antoje. Es muy divertido y el claro favorito de las parejas.
El truco para dar un buen masaje Nuru es controlar la cantidad de aceite: Una cantidad excesiva puede arruinarlo todo, ya que será prácticamente imposible masajear un cuerpo completamente lleno de aceite. Sin embargo, con poca cantidad no se podrá hacer gran cosa.
Habrá que controlar el nivel para saber cuándo corresponde echar más.

·Masaje a 4 manos: Es otro de los masajes más codiciados, aunque solo aptos para las parejas más atrevidas. Hace falta que haya 3 miembros para poder llevarlo a cabo (la persona que va a recibir el masaje y dos personas que se lo vayan a dar).
La gran ventaja de que existan 4 manos es que se podrá estimular completamente el cuerpo, activando sus energías. La persona que lo va a recibir debe de estar concentrada, controlando su respiración.

·Masaje sexual clásico: Y si no queremos complicarnos con ninguna de las modalidades anteriores, siempre podemos dar un masaje sexual clásico, el convencional. La idea es empezar como un masaje normal, pero poco a poco ir aproximándose a las zonas genitales. Puede acabar con final feliz de la forma en la que se nos antoje (sexo oral o penetración). Existen todo tipo de ideas que podemos probar, evitando así que el masaje sexual sea siempre igual.
Prueba con estos 4 tipos de masajes y verás cómo os lo pasáis en grande de cara a la próxima cita.

!--Start Cookie Script-->