SmileBox Reglas de las parejas liberales

Reglas de las parejas liberales



Hay muchas personas que entran de lleno en el mundo Swinger, y cuando conocen las principales ventajas del mismo, no volverían a tener nunca una relación monógama. Las nuevas tecnologías nos lo ponen muy fáciles; ahora es hasta posible encontrar redes sociales especializadas en parejas liberales.

No obstante, antes de tener este tipo de relación es muy importante que los 2 miembros de la pareja estén de acuerdo… y esto puede parecer lógico al principio, pero no lo será más adelante. Por eso, hay que tener en cuenta algunas reglas implícitas que pueden tener estas relaciones.

Aunque la primera regla para iniciar una relación liberal es que no haya ningún tipo de regla, lo cierto es que a la hora de la verdad no es así. Podemos decir que no son auténticas reglas, si no  algunas directrices que deben seguir las parejas liberales para evitar que alguno de los dos miembros se pueda llegar a hacer daño.

Normalmente nadie tiene una de estas relaciones de buenas a primeras: puede que hayas tenido malas experiencias en el pasado y ahora no quieras complicarte la vida con una nueva relación para poder pasar otra vez por lo mismo.

Principales reglas, o directrices, de las relaciones liberales



·Confianza: Antes te tener vuestra primera experiencia liberal es muy importante que habéis con vuestra pareja para ver si ella está de acuerdo con lo que vamos a hacer. Para establecer una buena confianza es necesario sentirlo, no solamente decirlo. Si existe cualquier tipo de duda lo mejor es no hacerlo.
También puede darse el caso de que tu pareja, o tu mismo, crea que puede llevar esta situación, pero cuando se da cuenta de lo que hay realmente no lo tenga tan claro. Llegados a este punto, será cuestión de re-negociar los términos para determinar cómo podemos arreglar la situación.

·No a los reproches: Una vez que hemos accedido a que nuestra relación sea liberal no podremos hacer ningún tipo de reproche… por mucho que nos pueda llegar a doler; de lo contrario no sería una relación liberal. La idea es que cada uno podrá hacer lo que quiera con quien quiera.

·Un juego de seducción: Si conseguís llegar a un entendimiento los dos podéis ir a lo que se conoce como un local swinger, conocer a otras personas y ver a donde podéis llegar con ellas. Una buena manera de que los dos terminéis mojando esa noche.

·Encontrar siempre la forma de volver: Básicamente hemos establecido esa confianza a sabiendas de que pase lo que pase, independientemente de con las personas con las que nos acostemos, siempre encontraremos la manera para poder volver con nuestra pareja. Si establecemos unas directrices sencillas, y tenemos algo de cabeza, no deberíamos tener ningún problema… pero esto es mucho más fácil de decir, que de hacer.

Estas son algunas de las claves básicas para conseguir tener una relación liberal de éxito.

!--Start Cookie Script-->